• No products in the cart.

Tecnología | La Bioluminiscencia

La bioluminiscencia es la maravillosa cualidad de algunos organismos vivos para producir luz. Es el resultado de una reacción bioquímica entre el oxígeno, una proteína denominada luciferina, la enzima catalizadora luciferasa y el trifosfato de adenosina, que es otra sustancia necesaria para provocar la reacción. El resultado de este proceso es la liberación de energía en forma de luz.

Planctón luminoso.

Dentro de los organismos bioluminiscentes encontramos una extensa variedad, de las cuales destacan las especies marinas por ser el grupo más grande y de mayor diversidad. Desde microalgas de planctón hasta peces largaluces. Desde moluscos hasta tiburones, sin olvidar a los calamares y a las hipnotizantes medusas. La mayoría de ellos habitan en profundidades de más de 2.500m y para salvarse de la falta de alimento o luz presentan órganos bioluminiscentes.

Medusa luminiscente.

Por suerte, esta cualidad de la naturaleza no sólo existe en el fondo marino. También la encontramos en lugares mucho más accesibles como es el caso de las luciérnagas que habitan en bosques y jardines. Este tipo de escarabajo despierta la curiosidad de todo aquel que las observa. Verlas es uno de los mejores espectáculos de la naturaleza. Luces que se encienden, que se apagan, que se sincronizan y bailan.

Santuario de las luciérnagas en Tlaxcala, México.

Lo fantástico de este insecto es que emplea la luz como lenguaje. Hembras y machos entablan un diálogo tan complejo como sofisticado. La secuencia de destellos emitida por los machos tiene una respuesta distinta por parte de las hembras. Son ellas quienes en noches cálidas suelen atraerlos con su luz pero, ante cualquier amenaza, tiene la increíble capacidad de desactivarla.

Lamentablemente cada verano encontramos menos luciérnagas. El uso de pesticidas, la destrucción de sus hábitats y sobretodo la contaminación lumínica están acabando con su especie. Muchos machos confundidos por la luz de las lamparitas de jardín malgastan su energía enamorando a una luz artificial.

Actualmente, el gen que está presente en todos estos organismos está siendo cultivado y estudiado. La ciencia ha creando mini hábitats para que estas bacterias se mantengan vivas y sigan realizando el habitual proceso bioquímico. Lo interesante de estos hábitats es que pueden tomar la forma que queramos y hasta imprimirse en 3D.

Bacterias luminiscentes.

La ventaja además de sus múltiples aplicaciones, es su autosuficiencia. Hablamos de que en el futuro se podría reducir radicalmente el consumo de electricidad y por consiguiente, disminuir la emisión de gases que producen el efecto invernadero. Sin embargo y hasta el momento, no podemos reemplazar nuestras lámparas tradicionales por esta nueva tecnología porque aún su intensidad luminosa es bastante menor.

De todos modos es una excelente noticia para los arquitectos y diseñadores. Estamos cada vez más cerca de emplear la luz como materia, ya no como objeto. Esperamos que en muy poco tiempo esta nueva tecnología esté disponible en el mercado y poder poner fin a algunas de las habituales limitaciones que tenemos cuando diseñamos.

Post a Comment