• No products in the cart.

Tecnología | ¿Qué es el flicker?

El flicker o parpadeo, es el término empleado para referirse a la variación en la intensidad luminosa percibida por el ojo humano en su campo de visión. Es el parpadeo de una lámpara.

Esto sucede porque la característica principal de la corriente alterna que obtenemos en un enchufe casero es que durante un instante de tiempo un polo es negativo y el otro es positivo, pero al instante siguiente estas polaridades se invierten tantas veces como ciclos por segundo o hertz posea la corriente. Frecuencias superiores a los 200Hz no son perceptibles para la mayoría de personas y no se conocen sus efectos negativos en la salud. Entre 200Hz y 70Hz, durante largas exposiciones, podemos sentir fatiga visual, cansancio y/o dolores de cabeza. En frecuencias inferiores a 70Hz, sus efectos sobre la salud son inmediatos, pudiendo causar epilepsia y otras enfermedades.

Si bien con la implementación de balastros electrónicos en la iluminación fluorescente el problema se creyó superado, con la llegada del LED el problema regresó a nuestras vidas. La realidad es que este efecto que resulta tan genial en una discoteca con las luces estroboscópicas es un problema serio. Y, aún más, cuando sin saberlo estamos expuestos a ello durante todo el día.

Para empezar no todos los observadores poseemos los mismo síntomas, ni grados de sensibilidad o vulnerabilidad. Los más susceptibles son los niños, las personas con autismo y aquellos que sufren de migraña. Otro factor importante es el tiempo que permanecemos expuestos.

Pequeños pero a la vez grandes detalles como este pueden arruinar por completo proyectos de diseño. Es importante que tanto arquitectos como diseñadores conozcan sus efectos y sepan detectar estos parpadeos en las luminarias elegidas.

La clave puede estar en la elección del driver. Uno bueno elimina el problema suministrando una corriente constante o sin oscilaciones. También hay que tener en cuenta el uso del dimmer. En ambos casos, es mejor optar por una marca de garantía que poner en riesgo la salud de los trabajadores o consumidores.

Detectarlo no siempre es fácil, pero hay algunas pruebas sencillas que podemos hacer. Por ejemplo, esta realizada con un teléfono celular:

También la de agitar un lápiz de forma muy rápida para crear la ilusión de un ventilador. Si vemos brechas entre las “paletas” de esta ilusión de ventilador, posiblemente exista un parpadeo.

También existen aplicaciones como Flicker Tester desarrollada por VISO Systems para el Iphone.

En el caso de profesionales, el espectrómetro Lighting Passport Pro de Asensetek, es también una gran herramienta.

Si bien cada vez son más las normativas que regulan este fenómeno, somos nosotros los usuarios quienes debemos comunicar a las personas convenientes su detección en nuestros centros de trabajo o lugares concurridos.

Post a Comment