• No products in the cart.

Historia | Moonlight Towers

En el siglo XIX, en algunas ciudades de Europa y Estados Unidos, se erigieron unas mega-estructuras de más de 50m de altura y 4.6m de diámetro de base.

Dibujo de la ciudad de Nueva Orleans.

Las “Moonlight Towers”, como las denominaron, eran edificaciones que permitían con tan solo 6 lámparas de arco de carbón, iluminar varias calles. Cubrían un radio mayor a 460m con una iluminación que te permitía ver la hora en tu reloj.

La tecnología inventada por Sir Humphry Davy, consistía en formar un arco voltaico colocando en los extremos de un circuito dos electrodos de carbón. El resultado era un luminoso resplandor que dio inicio a la iluminación eléctrica urbana. En aquel momento, ubicar 6 lámparas de estas en la parte superior de una estructura muy alta suponía un ahorro respecto a repartir varias de menor tamaño a lo largo de un par de calles.

Fotografía tomada por Andy Mattern  en el 2008 en Austin, Texas.

En Austin, la capital del estado de Texas, aún se conservan 17 en sus condiciones originales. Localmente, su consejo municipal, ha propuesto restaurar las demás, que sumarían un total de 31 torres. Sus habitantes están contentos con la decisión tomada y las consideran parte del atractivo de su ciudad.

Tweet de Austin Energy el 7 de Abril del 2015.

La leyenda dice que las colocaron tras descubrir varios crímenes que podrían haberse llevado a cabo por Jack el Destripador antes de partir a Londres. Las similitudes son varias y a quien le interese puede leer Jack the Ripper: The American Connection de Shirley Harrison. Definitivamente 10 años de diferencia entre los brutales asesinatos y la construcción de las torres anulan la teoría de su origen.

La verdad es que la leyenda y la expresión “Party at the Moon Tower” de la película “Dazed and Confusedde Richard Linklater,  han generado cierto interés por ellas y aumentado sus visitas.

 

Cartel de la película “Dazed and Confused” de Richard Linklater.

Lamentablemente su vida duró poco más de 20 años. Los edificios cada vez más altos, los contrastes de iluminación en las calles, la cantidad de tiempo que tomaba su mantenimiento y la llegada de una nueva tecnología, hicieron que rápidamente fueran reemplazadas por el vapor de mercurio en 1930.

De todos modos ahí siguen y aunque no se hagan grandes fiestas alrededor de ellas y muchos no sepan de su existencia, forman parte de esta genial historia.

Planos a la venta como obras de ¿arte?

           


Algunos links para más información:

  • Artículo “The Complete Guide to Austin Moon Towers” del Blog The Austinot
  • Artículo “Moonlight Towers: light pollution in the 1880s” de la Revista Low-Tech Magazine
  • Documental “The Last of the Moonlight Towers” de Ray Spivey y Jeffrey Kerr




Post a Comment