• No products in the cart.

Entrevista | ¿Conoces a Pablo?

Pablo Martínez, arquitecto por la ETSAB (UPC), es co-fundador del estudio 300.000kms/s que realiza proyectos de arquitectura bastante transdisciplinares. Desde el planeamiento territorial hasta el diseño industrial, sin dejar de lado el diseño de iluminación de espacios. Entre sus proyectos figuran el Palau de la Música, la Catedral de Santo Domingo de la Calzada y el Museu de Ciències Naturales de Barcelona.

Lo conocí hace un par de años cuando estudiaba. Es una persona tan interesante como inspiradora. Habla de manera concreta, casi tangible, con mucha seguridad y tiene una visión clara de las cosas. Admito que va bastante rápido, pero si logras seguir su ritmo, acabas con un sinfín de nombres, proyectos, libros e ideas brillantes que realmente agradeces.

Cuando descubrí la web de su proyecto atNight me resultó fascinante. El proyecto es un primer paso hacia la construcción de la imagen nocturna. Es una primera aportación necesaria a la (re) definición de la identidad de la noche.

Hace algunos días me invitó a conocer su estudio y decidí hacerle una breve entrevista. Una entrevista que debía durar pocos minutos pero que se extendió a casi una hora. Aquí la comparto y debo decir que me quedo mucho más contenta con la dirección que este diálogo tomó.


1.- ¿Cómo y cuando surge atNight?

Lo hicimos durante el último trimestre del 2012 y lo publicamos en el 2013. El proyecto es bastante singular porque nace de Mar Santamaría, que se dedicaba exclusivamente a temas de paisaje y de mi, que entonces solamente hacía iluminación. Ahora nos vamos mezclando y hemos intercambiando las áreas. Tanto Mar haciendo paisaje como yo iluminación, nos preguntábamos si nos gustaba el paisaje nocturno de Barcelona. Evidentemente no nos gustaba, pero no sabíamos exactamente por qué. Había algo que nos estaba chirriando a los ojos. Así como cuando pruebas un plato nuevo y sabes si te esta gustando o no, igual nos pasaba con aquello que veíamos. La propuesta entonces, era intentar hacer una documentación que pudiera ser capaz de explicar cómo era este paisaje y con ello ser capaces de entender por qué no nos gustaba. Ese era el objetivo, entender cómo es esta estructura visible nocturna de Barcelona.

Barcelona Constellation.


2.- Me imagino que inicialmente tenían alguna hipótesis pero, ¿hicieron algún descubrimiento que no esperaban?



Cuando empezamos, el primer descubrimiento fue darnos cuenta de que de todos los datos que sacabas de internet y los analizabas estabas viendo la ciudad. Esto en el 2012, que no era tan obvio porque las cosas evolucionan y ya lo tenemos muy asumido pero, en aquel momento era como una noticia fresca y viva. Si yo filtraba todos los mensajes que contenían la palabra Barcelona, veía la Barcelona que la gente identifica de forma singular. Veía Paseo de Gracia, La Sagrada Familia y si buscaba otras palabras veía otras partes de la ciudad. Esta fue la primera sorpresa, así de sencilla, pero muy potente. Y luego, a nivel de otros descubrimientos y no es tan relativo a puntos concretos que nos aparecieron pero, habían manchas súper activas de noche. Lugares que no conocemos de la ciudad pero que descubrimos por una actividad increíble. Evidentemente, como no pasas por ahí y de día de eso no queda rastro, solamente con los mapas lo podíamos llegar a ver.



3.- Entonces empezaron a analizar el comportamiento de los ciudadanos de noche, la actividad…

Nos dimos cuenta que de noche no era tan importante lo visible sino lo no visible. Es decir, dentro de la disciplina del paisaje siempre se analizan las estructuras de lo visible. Analizas aquello que emana de la superficie de las cosas, aquello que somos capaces de ver. En cambio de noche, parecía que teníamos que hablar de lo que quedaba invisible, de donde no había luz, de aquello que no éramos capaces de ver, porque evidentemente la falta de luz nos lo estaba ocultando. Y hablar de lo no visible nos lleva a acercarnos a temas de comportamiento. Cosas que no podíamos ver pero que suceden y que nos interesan. Nos interesa saber si la esquina de un edificio es de un tipo o de otro, nos interesa saber si en esa esquina se junta la gente o no. Luego poderlo analizar y decidir si queremos poner luz ahí o no.

Fiesta, food & safety.


4.-¿Que había en estas manchas súper activas de noche?

De repente había un bar. El clásico bar cutre que de día pasas y no hay nada, pero de noche… ostia! es el punto clave del barrio! No lo sabes pero de pronto empiezan a sacar mesas de por ahí y es el clásico bar del que no darías ni un duro, pero que concentra de noche un montón de gente. También descubrimos que habían otras cosas que si nos parecían mucho más importantes, y era ver como las actividades de comportamiento estaban ligadas al ver y ligadas al decir. Cuando hablamos de ligadas al ver, estamos analizando fotografías de algo y ligadas al decir era lo que escribían por twitter. Ambas cosas de noche iban muy juntas y en otros casos muy separadas. La presencia de luz si que articulaba mucho y unía comportamientos. La distribución espacial de las distintas redes sociales de día y de noche era mucho más coherente de noche que de día. Lo que esto te dice es que ahí donde pongo la luz es donde pongo la actividad, y por lo tanto, te demuestra de una manera clara que hay una conducta.

Uniqueness vs. Identity


5.- Y hablando del día y la noche ¿Cual es la  diferencia entre la ciudad diurna y la nocturna según tu análisis?



En términos generales, si la analizamos visualmente va a suceder que tu de día tienes una ciudad en la que hemos mirado mucho las fachadas, hemos decidido de qué color se pintan, como se han de restaurar los edificios más importantes y en estas restauraciones nos vamos a preocupar mucho por los pigmentos y por los acabados. Van a haber discursos eternos, que dan para veinte mil libros, porque entendemos que esta ciudad es el escenario de las relaciones sociales. Por lo tanto, lo tenemos que cuidar un montón. Pero, ¿de noche? ¿qué veo? Veo gasolineras, veo farmacias, veo escaparates. Ya no veo esos edificios, ya no veo esas fachadas y este es el auténtico escenario de las relaciones sociales. Esta es la otra ciudad que tenemos de noche. Una ciudad que no tiene memoria colectiva, que no te habla y que tampoco es el reflejo de una legislación ordenada. Es todo lo contrario, es un reflejo de un desorden de la legislación, de todo un montón de gente cometiendo infracciones constantemente. Así que resulta que estas son las dos ciudades y resulta que en esta segunda vamos a hacer la compra, vamos a dar una vuelta, vamos a tomar algo y es la que más utilizamos. La otra la vemos durante el día rápidamente.

Barcelona night and day.


6.- Cuando estudiaba diseño de iluminación busqué estudios sobre el paisaje o la imagen nocturna y encontré muy pocos ¿Crees que es importante hacer este análisis para diseñar mejores ciudades?

Correcto. Esta es la premisa del proyecto. Para nosotros es un proyecto que tiene una lectura muy sencilla y a la vez una lectura muy complicada. La lectura sencilla es que no podemos hacer iluminación urbana si no conocemos la ciudad bien de noche y esto me parece de una obviedad brutal. No podemos pretender iluminar todas las calles iguales. Lo hacemos por criterios de anchura y el único criterio que metemos en medio es que tan principal es esa calle. Es un criterio diurnista, no es un criterio nocturno. Paseo de Gracia de noche es tratada como una calle principal pero no vive nadie.  Las aceras están vacías pero porque tiene esta “categoría” se le permite tener una iluminación por encima del resto de la ciudad. Paseo de Gracia morfológicamente de noche no es nada y a nivel de comportamiento tampoco. Por ello estudiar la noche nos parecía fundamental y luego, obviamente, nos parece que debemos de dar una calidad al espacio público. Hemos de saber iluminarlo bien, porque es ahí donde se desarrollan las relaciones sociales y por lo tanto nos parece de máxima importancia. Las fachadas deben ir pintadas de cierto modo e iluminadas de cierto modo también. Así es como las voy a ver, porque es la luz la que me las muestra y no la pintura, porque ella sola no crea la visión. Si salimos del trabajo y es de noche, si vemos a los amigos y es de noche, si conoces a tu novio de noche, hemos de hacer que la ciudad de noche sea un entorno estupendo.

Fotografía de Barcelona desde los Búnkers del Carmel.

7.-¿Consideras que hay alguna ciudad cuya identidad de noche este más construida? Es decir, ¿que la primera imagen que venga a tu mente cuando hablas de ella sea de noche?

Excluyendo Las Vegas que sería el ejemplo más citado, yo tengo muy presente como es la noche en Berlin o como es la noche en Venecia. Son ciudades de las cuales retengo un impacto. Estéticamente para mi son muy distintas porque son ciudades muy oscuras de noche y a la vez muy seguras. Son muy agradables, son muy bonitas. Hay noches como las de Roma donde es muy interesante como el vapor de sodio hace que las fachadas cojan el mismo color amarillento que ya tienen de día y es quizás la única ciudad donde el vapor de sodio le sienta bien a los edificios. Creo que esto sigue siendo algo a desarrollar. Llegar a conseguir esta especie de identidad propia, pero como no se proyecta, no se consigue. Debe haber un trabajo de proyecto antes.



8.- ¿De donde extraen la información?

El experimento que se hizo en el 2012 se hizo usando flickr y twitter. Luego una compañía de taxis, también el servicio de bicicletas de Barcelona que es el bicing. El número de bicicletas que muestra en las paradas es información de tiempo real y va cambiando al segundo. Fuera de lo antes mencionado no había mucho más y tampoco hay mucha más información hoy en día. Quizás algún sensor más pero básicamente, las informaciones que nos sirven para describir minuto a minuto la ciudad eran estas. También teníamos información de tráfico de baja calidad del Ayuntamiento. Nos daba alguna orientación y también de la saturación de las calles.

9.-  Siendo ustedes dos arquitectos, ¿trabajan con un programador? ¿programan? ¿quienes conforman el equipo?

En el experimento de atNight del 2012 y digo el experimento porque hay varios atNights no todos publicados, éramos Mar Santamaría y yo llevando la investigación. Teníamos con nosotros a Jordi Bari, un colaborador que ahora esta en Chile y que es nuestro programador de cabeza. Mar y yo también programamos, pero para ciertas cosas necesitábamos a alguien más especializado. Sobretodo porque en aquel momento el Big Data era algo bastante más incipiente y en este caso era Jordi quien nos guiaba. Ahora somos más autosuficientes.

Pablo Martínez, Mar Santamaría y Jordi Bari.


10.- ¿Existen proyectos similares en otras ciudades?

En su momento colgamos en GitHub alguno de los códigos súper básicos. Código que hoy en día me dan vergüenza porque el estudio hoy hace cosas muy sofisticadas de las que estamos muy orgullosos. Nos pareció bien colocar los trocitos de código por ahí, por si alguien quería continuar y hacer algo. En aquel momento la escucha de datos urbanos no era tan habitual. Yo creo que estaría bien pero, no nos consta que haya nada tipo atNight. Si es verdad que cada vez más se usan datos en urbanismo, es algo súper creciente y es fantástico desde mi punto de vista pero, en esta temática si que no hemos encontrado.

11.- ¿Que tecnología de programación emplean?

Todo fue, y mucho más en ese primer experimento de atNight, muy manual y cuando digo manual digo muy de código. Poco software y mucha programación. Para bajarte los datos te tienes que hacer tu propio programa, para almacenarlos y ordenarlos te construyes tus bases de datos. Hay mucho volumen de información, y esta es la única manera de ordenarlo. Para pintarlo, en aquel momento, también utilizábamos herramientas que accedías vía código. Una herramienta como la que usarías para un mapa del mundo que es un .jpg gigante que no te cabe en photoshop, por así decirlo. Son herramientas programadas y muy poco software. Todos son códigos que rondan el ámbito del GIS (Geographical Information System).



12.- Finalmente y con toda esta información ¿cómo describirías tu la noche en Barcelona?

Si tuviera que hacer un síntesis rápida es que no existe ninguna relación entre la luz y lo que sucede en la ciudad. Quizás es una de esos cosas que decíamos al inicio que no entendíamos de por qué Barcelona no nos gustaba de noche y es que no existe ninguna correlación con aquello que iluminamos donde están sucediendo cosas, donde están los focos de interés y donde esta la acción. Estaría bien que la luz siguiera a la gente y esto en Barcelona no sucede. Barcelona es una ciudad que está iluminada de manera homogénea por temas normativos. Tenemos dentro de la ciudad tres categorías de intensidad lumínica y luego en la montaña otra. Estas se distribuyen de manera homogénea en las calles pero, la actividad no sucede de manera homogénea. Ni las plazas son homogéneas es decir, existe ritmo en la arquitectura y en las calles pero no existe este ritmo en la iluminación. La noche no siempre es igual. A veces hay más actividad, a veces hay menos, hay veces que necesitarías tener un parque infantil iluminado porque hoy en día a las 6 de la tarde ya están oscuros y ves a los niños jugando a oscuras. Es lamentable pero los han iluminado como si fuera una calle de transito y si has puesto un parque infantil hay que darse cuenta y si has puesto un banco para que la gente se reúna y puedan hablar hay que iluminarles el banco y si descubres que hay un edificio que es interesante y queremos que genere un entorno a su alrededor a lo mejor tenemos que generar esta situación. Barcelona de noche no es homogénea pero, su alumbrado si.

Post a Comment